El primer cumpleaños

Soy de las que piensan que los cumpleaños son el día más especial del año para los peques.
Sueñan con el durante 364 días y por un día son los protagonistas indiscutibles.No buscan solo regalos, buscan identificarse con lo que está sucediendo y celebrarlo con sus amigos y los que más quieren.
Quizá con un año no puedan pensar todo esto, pero de una forma u otra si que lo sienten, y si no que se lo pregunten a mi peque más peque, que en el día de su primer cumpleaños no podía estar más contenta, y es que tuvimos que cantarle el cumpleaños feliz más de una, dos y tres veces porque la sonrisa no le cabía en su pequeña carita, y cada vez que terminaba la canción asentía con la cabeza pidiendo más y más.
Por todo ello mereció la pena hacer que los días tuviesen más horas para prepararle su primer cumpleaños.
Desde la invitación…
La mesa y los regalos…(aunque después de recibir su KicoNico ya no quería saber nada más y su súper hermanita se encargó de romper los papeles por ella).

El gorro de cumpleañera y una esponjosa tarta,mmm…
(Por cierto!los gorros de cumpleaños ya están a la venta, y los podéis encargar con número o inicial y en los colores que más os gusten por supuesto)


Y por supuesto un detallín para los invitados… pero como ya estamos cansados de las bolsas de chuches, hemos dado las gracias por venir con este súper chicle (para que los peques se entretengan por el camino de vuelta a casa mascando y mascando y no se duerman!!!, aunque creo que mas de uno llegó con dolor de mandíbula 😉











































Ya veís,esta es otra de las cosas que he estado haciendo en estos días de desconexión.
Que me decís,¿os gusta?

Anuncios

Washipeando (2ª parte)

Ya os prometí ayer que hoy colgaría otro proyecto con washi tape, y este vez le ha tocado el turno a la parejita que compre en Mamáyalosabe hace unos días.



La verdad es que cuando me puse a fotografiar,ya había “washipeado” media casa, con deciros que a la mañana siguiente mi chico me dijo: 
“anoche tuve una pesadilla” -ah!pobre,¿en serio?pensé- 
“si,soñé que me forrabas de `wasipei´(es su particular forma de llamarlos)-que simpatiquete te has despertado cariño,volví a pensar-


A lo que iba,que casi le saco las fotos al canutillo del washi,pero no!paré a tiempo,porque anda que no tienen peligro las cintitas estas,que te pones y es un no parar.
Os prometo que mientras iba decorando miraba a mi alrededor pensando que podía ser lo siguiente…
“¿La tele?,total para lo que hay que ver?,no mejor no,no querría ver la cara de las peques a la mañana siguiente cuando les tuviese que explicar que en lugar de Peppa Pig, tenían que ver los `wasipei´de mamá”,que son monos,pero no para tanto.


En fin, este es el resultado de mi kit de fiesta (que aún no esta completo).

Os iré mostrando los avances y el resultado de la fiesta ya que todo esto es por y para el primer cumple de la peque,en el que el rosa (con algún toque de negro),será el protagonista,si,me encanta el rosa!,y las nubes,también habrá muuuchas nubes rosas.


Y esta es la invitación-postal que enviaremos a la family que esta lejos,¡a ver si se animan y vienen a celebrarlo!
Feliz martes para todos, a mi me espera uno bien movidito de trabajo.

Contando ovejitas

Cuantas veces nos dijeron de pequeñas cuando no podíamos dormir: “cuenta ovejitas y verás como te duermes”.

Y si, normalmente te dormías, claro que digo yo que era lógico dormirse ya que suponía un tremendo aburrimiento contar,contar y contar ovejitas mientras te las imaginabas saltando por un verde prado y tu quietita en tu cama esperando que tus ojos se cerraran(eso si,las matemáticas con tanto contar se me daban estupendamente).

Así que después de dibujar lo que mi mente recordaba,pensé que en aquellos años me hubiese gustado dormir abrazada a una de esas esponjosas ovejitas en vez de contarlas, así que aquí está la oveja de los 80.


Es un cojín,un peluche,una mascota…en fin un dulce acompañante para esas noches en las que los peques no pueden dormir y que además decorará su habitación.

Está hecha totalmente a mano, en fieltro con detalles en tela y mide 40×25 apróximadamente.

Además lo podéis complementar con el móvil de cuna a juego o las guirnaldas para la pared…que próximamente os enseñaré.

“Bee,bee” vuestra ovejita os espera.

¡Feliz miércoles!



Dulzura para empezar el día

Os voy a confesar algo.Soy una auténtica enamorada de las mesas de dulces, y sin duda, hay mil opciones y combinaciones para realizar auténticas maravillas y no hace falta recurrir al “tópico típico” de cualquiera de las licencias de dibujos animados.
Os aseguro que optando por una mesa DIY, el resultado es mucho más bonito y me atrevería a decir que incluso más económico.


Pero para las que aún no estén muy convencidas,aquí os dejo un sencillo ejemplo que a la vez os sirve de inspiración, no me podréis decir que esta mesa no es preciosa,además transmite mucha dulzura.

Y que decís del pastel… es tan sencillo como perfecto!!!

Aunque yo y las mini botellitas de leche tuvimos un flechazo especial desde el primer día que las vi (creo recordar que era un cumpleaños tematizado en la granja cuando las vi por primera vez).

¿Cuándo tenéis la próxima fiesta?¿Os atrevéis con algo así?

Os iré mostrando más poco a poco, ya veréis como ninguna tiene desperdicio.
¡Que paséis un dulce día!


Una corona para veinte niños

Una profesora de infantil me encargó hace poco unas coronas para sus niños,sus alumnos quiero decir.
El caso es que como bien sabemos,las profesoras de infantil están con los niños desde los 3 hasta los 5 años,así que era imprescindible que las coronas estuviesen preparadas tanto para el crecimiento de sus cabecitas como para el cambio de edad, y que al mismo tiempo sean seguras y resistentes a un día intensivo de cole!!!.
¡Este ha sido el resultado!

Para los niños…

 Y para las niñas…

    
Espero que las disfruten mucho, seguro que los enanos se sienten muy especiales el día de su cumpleaños en el cole.
¡Que tengáis un feliz martes!