Contando ovejitas

Cuantas veces nos dijeron de pequeñas cuando no podíamos dormir: “cuenta ovejitas y verás como te duermes”.

Y si, normalmente te dormías, claro que digo yo que era lógico dormirse ya que suponía un tremendo aburrimiento contar,contar y contar ovejitas mientras te las imaginabas saltando por un verde prado y tu quietita en tu cama esperando que tus ojos se cerraran(eso si,las matemáticas con tanto contar se me daban estupendamente).

Así que después de dibujar lo que mi mente recordaba,pensé que en aquellos años me hubiese gustado dormir abrazada a una de esas esponjosas ovejitas en vez de contarlas, así que aquí está la oveja de los 80.


Es un cojín,un peluche,una mascota…en fin un dulce acompañante para esas noches en las que los peques no pueden dormir y que además decorará su habitación.

Está hecha totalmente a mano, en fieltro con detalles en tela y mide 40×25 apróximadamente.

Además lo podéis complementar con el móvil de cuna a juego o las guirnaldas para la pared…que próximamente os enseñaré.

“Bee,bee” vuestra ovejita os espera.

¡Feliz miércoles!



Anuncios

DIY para un domingo casero

Muchos domingos nos preguntamos que hacer con los enanos, parque, teatro, cine, playa (si el tiempo nos acompaña claro!), comida con la familia , paseo con los amigos…
Las posibilidades son múltiples y variadas, pero… 
¿y si nos quedamos en casa?. 


A priori suena a: “¡¿en casa?!,¡¿todo el día?!,¡¿tú estás loca?!”. Y lo cierto es que parece que tenemos asociado el quedarnos en casa exclusivamente a cuando están malitos o si nos hemos quedado sin plan, pero… ¿y si el plan es quedarnos en casa?,si si, en casa como plan, dejando a un lado el “mocho”(que hoy no es día de limpieza hombre!), la comida que hay que preparar para mañana(por un día de bocata no pasa nada!) o esa lámpara que tanto tiempo lleva en una esquina esperando a ver si se coloca sola (y no lo hace eh?, ay que ver!).

Yo os propongo que lo penséis, podéis preparar un almuerzo buffet muy improvisado, algún DIY casero, una peli en familia con mantita en el sofá,peinar a las Barbies o a los Playmobil (vale, esto último es un poco difícil, jaja),jugar a las cocinitas(de mentira o de verdad) o probar quien hace la torre más alta de Lego,en fin, ese tipo de cosas que en algunos casos no hay tiempo de hacer durante la semana con los enanos.


Aquí os dejo algunas ideas,con algunas imagenes muy pretty e inspiradoras¡veréis como el plan sale bien!.




Aunque más propio del verano, mirad este juego de memoria.
Se me ocurre que lo podéis hacer según la estación: flores para primavera, helados para verano,hojas caducas en otoño y snowman en invierno!


Y esta casita de cartón es muy mona, está hecha con cajas de zapatos.
Un aparcamiento para los domingos!!!

Otro DIY muy fácil para los que aprenden a contar o necesitan practicar.

 
Para las más atrevidas,meterse en la cocina con los enanos por ejemplo a hacer galletas puede ser muy divertido, eso si, hay una gran probabilidad de que acaben perdidos, pero…¿y lo que van a disfrutar?.

Este cortador en forma de pieza de puzzle es genial porque además después podrán jugar, y si sois apañaditas en la cocina, probad a cubrirlas con glasé y los enanos podrán decorarlas después con rotus comestibles o con los lápices Dr.Oetker que están a la venta en cualquier super.
Claro que si preferís diversión en la cocina en modo off(es decir,no tener que limpiar luego), siempre os quedará hacer un pedido en kukis, en su web tienen a la venta un set que incluye los rotus y además las galletas están muy ricas (y lo digo porque alguna vez les he pedido).


El caso es hacer algo juntos, disfrutar de un día casero y divertirnos para que nunca se nos olvide lo divertido que es estar juntos.

¡Tenemos un gran domingo por delante!

¡Hasta mañana!
(Los que tengáis alguna personita cercana de cinco años no dejéis de venir, bueno, y el resto tampoco).