El primer cumpleaños

Soy de las que piensan que los cumpleaños son el día más especial del año para los peques.
Sueñan con el durante 364 días y por un día son los protagonistas indiscutibles.No buscan solo regalos, buscan identificarse con lo que está sucediendo y celebrarlo con sus amigos y los que más quieren.
Quizá con un año no puedan pensar todo esto, pero de una forma u otra si que lo sienten, y si no que se lo pregunten a mi peque más peque, que en el día de su primer cumpleaños no podía estar más contenta, y es que tuvimos que cantarle el cumpleaños feliz más de una, dos y tres veces porque la sonrisa no le cabía en su pequeña carita, y cada vez que terminaba la canción asentía con la cabeza pidiendo más y más.
Por todo ello mereció la pena hacer que los días tuviesen más horas para prepararle su primer cumpleaños.
Desde la invitación…
La mesa y los regalos…(aunque después de recibir su KicoNico ya no quería saber nada más y su súper hermanita se encargó de romper los papeles por ella).

El gorro de cumpleañera y una esponjosa tarta,mmm…
(Por cierto!los gorros de cumpleaños ya están a la venta, y los podéis encargar con número o inicial y en los colores que más os gusten por supuesto)


Y por supuesto un detallín para los invitados… pero como ya estamos cansados de las bolsas de chuches, hemos dado las gracias por venir con este súper chicle (para que los peques se entretengan por el camino de vuelta a casa mascando y mascando y no se duerman!!!, aunque creo que mas de uno llegó con dolor de mandíbula 😉











































Ya veís,esta es otra de las cosas que he estado haciendo en estos días de desconexión.
Que me decís,¿os gusta?

Anuncios

Dulzura para empezar el día

Os voy a confesar algo.Soy una auténtica enamorada de las mesas de dulces, y sin duda, hay mil opciones y combinaciones para realizar auténticas maravillas y no hace falta recurrir al “tópico típico” de cualquiera de las licencias de dibujos animados.
Os aseguro que optando por una mesa DIY, el resultado es mucho más bonito y me atrevería a decir que incluso más económico.


Pero para las que aún no estén muy convencidas,aquí os dejo un sencillo ejemplo que a la vez os sirve de inspiración, no me podréis decir que esta mesa no es preciosa,además transmite mucha dulzura.

Y que decís del pastel… es tan sencillo como perfecto!!!

Aunque yo y las mini botellitas de leche tuvimos un flechazo especial desde el primer día que las vi (creo recordar que era un cumpleaños tematizado en la granja cuando las vi por primera vez).

¿Cuándo tenéis la próxima fiesta?¿Os atrevéis con algo así?

Os iré mostrando más poco a poco, ya veréis como ninguna tiene desperdicio.
¡Que paséis un dulce día!